Cómo analizar tus finanzas personales y mejorar tu economía
Ahorra,  Organízate

Cómo analizar tus finanzas personales para mejorar tu economía

Uno de los retos en la vida de cualquier persona es saber gestionar el dinero. Es algo con lo que sin duda todos nos encontramos en un momento u otro, y para lo que muchas veces no estamos preparados. Un punto clave es aprender a analizar tus finanzas personales, para saber en qué situación estás.  

La educación financiera es casi inexistente en las escuelas y en las familias, pero es un tema importantísimo. Nos guste o no, en el sistema en el que vivimos el dinero mueve el mundo. Y la mitad de las veces, no sabemos qué hacer con él ni somos conscientes de nuestra situación económica de forma fiable. 

No importa si ganas mucho o poco, ni si tienes un patrimonio grande o inexistente, para mejorar tu situación lo primero y más importante es aprender a gestionar el dinero.

¡Por eso has llegado al lugar adecuado! Hoy hablaremos de lo importante que es ahorrar y aprenderás cómo analizar el estado de tus finanzas personales. También veremos los siguientes pasos para mejorar tu economía.

Y además, podrás descargar gratis la plantilla para analizar tus ingresos y gastos, y realizar el balance económico de activos y pasivos. 

¡Empezamos!

Cómo analizar tus finanzas personales para mejorar tu economía

La importancia del ahorro

Uno de los aspectos más importantes para tener unas finanzas personales sanas es el ahorro. Es el punto dónde tenemos control real, cualquier persona puede decidir qué parte de sus ingresos ahorra. Por eso debes trabajar en ello, ya que lo que quieras hacer en el futuro, está en juego en esta fase. En el dinero que decides ahorrar mes a mes, de forma constante. 

Si no ahorramos, no tenemos control sobre nuestra economía ni sobre el futuro: no podemos hacer frente a imprevistos, no podemos tener planes ni deseos sin caer en deudas (ese viaje tan ansiado, la moto que siempre he querido tener, etc..), o en el peor de los casos, no podemos afrontar una emergencia de salud o la pérdida de un empleo. 

Además de incertidumbre, esta situación nos va a generar ansiedad, ya que tarde o temprano estaremos expuestos y vulnerables. También nos puede llevar a contraer deudas innecesarias que todavía empeoran más la situación. 

Disponer de ahorros nos da la tranquilidad de poder resolver lo que surja y la libertad e independencia para alcanzar los sueños y objetivos del futuro. ¿Cómo? Pues porqué ahorrando debemos guardar una parte para las emergencias/imprevistos, y el resto del dinero, con un poco de paciencia y conocimiento, se debe invertir para que siga creciendo. Ahí está la libertad. Te explicamos las razones para invertir en este artículo.

Analiza tus finanzas personales para hacer grandes cambios en tu economía

Algo que queremos recalcar es que el ahorro no debería ser “lo que te sobra” cada mes después de haber gastado tus ingresos. Lo inteligente y correcto es ahorrar primero y gastar después. Es un cambio de mentalidad necesario para tener unas finanzas personales sanas. Se trata de entender que gastar más o menos en el presente no hará una gran diferencia en nuestra vida, pero que ahorrar más o menos sí supone una mejora en nuestro futuro económico. 

Pero todo esto no se puede conseguir sin antes analizar tus finanzas personales. Veamos cómo puedes hacerlo y cómo este ejercicio ayudará a mejorar tu economía. 

Cómo analizar tus finanzas personales

Una forma sencilla pero exhaustiva de realizar este análisis es pensar en ti cómo si fueras una empresa. Va a ser divertido!

Las empresas estudian su estado económico con varias herramientas, y vamos a usar dos de ellas: el balance económico y la cuenta de resultados. Suena difícil , pero es muy sencillo y lo puedes aplicar para analizar tus finanzas personales. Veremos un ejemplo sobre la marcha, para entenderlo mejor.  

Pero primero las presentaciones 😀

El balance es la comparativa entre lo que tienes (activo) y lo que debes (pasivo). Se entiende “lo que tienes” por bienes que se pueden cambiar por dinero. ¡Importante! No es el análisis de un periodo, sino que es una foto de un momento en el tiempo. Por ejemplo, mi balance el día 31-12 del año 2019:  tengo A y debo B. Si al valor de los activos (A) le restas el valor de los pasivos (B) , se obtiene el patrimonio neto, que es el valor de lo que tienes una vez descontado lo que debes. Es tu riqueza en ese momento concreto. 

Por su lado, la cuenta de resultados es el análisis detallado de tus ingresos y gastos. Si restas uno de otro, obtienes tus beneficios (lo que has ahorrado). En este caso es el análisis de un periodo, normalmente un año. Es importante que sea un año, y no unos pocos meses, porque sino corres el riesgo de olvidar gastos importantes que sólo tienes una vez o dos al año (por ejemplo, el seguro del coche, del hogar, algunas cuotas, etc.)

Aunque sea un análisis anual, para poder elaborarlo tienes que llevar un registro mensual de todos tus gastos e ingresos, que luego vas a reflejar en el resumen anual. Puedes usar el mismo esquema que veremos más adelante para tu estudio mensual. Hacerlo así también te permitirá monitorizar tus mejoras y motivarte para seguir ahorrando mes a mes. 

Hacer el balance

Vamos a ver el ejemplo:
**(todos los valores que aparecen son inventados y son números exactos para facilitar el ejemplo. Debes incorporar tus valores reales para realizar tu análisis, así cómo ampliar los campos si tienes más activos o deudas que registrar)

Analiza tus finanzas personales: realiza el balance económico
Este es el balance en una fecha concreta

Cómo ves en el balance del ejemplo, en la columna de Activos se registra todo lo que tienes.  ¿Cómo saber el valor? En el caso de acciones o cuentas corrientes, será el valor que tenga en ese momento. Lo puedes consultar fácilmente en tu cuenta del banco: el dinero que tengas ahí guardado es el valor de tu efectivo. En caso de acciones, consulta el valor a través de tu banco o cuenta de inversión. 

En el caso del valor de un piso es más complicado saberlo exactamente. Es decir, si lo vendes ahora, ¿cuánto te pagarían? Lo ideal es estimarlo estudiando el mercado. Pero si no tienes los recursos o el tiempo, para un primer balance puedes registrar lo que pagaste por él en el momento de la compra, sabiendo que puede NO ser el valor actual. 

Ocurre lo mismo con el coche, aunque en este caso seguramente habrá perdido valor (excepto en el caso de vehículos históricos, que pueden estar revalorizados). 

En la columna de Pasivos debes registrar tus deudas en este momento, NO el importe total de tu hipoteca o préstamos, sino lo que te queda por pagar en la fecha que estás haciendo el balance. 

¡Recuerda que es una foto de un momento concreto! Si en 2 meses volvieras a hacer tu balance, éste variaría porque la hipoteca habrá disminuido el importe de 2 cuotas, el préstamo igual, tendrías más efectivo si has ahorrado… y tu patrimonio sería un poco más alto. 

El balance es importante porque te permite ver el estado de tu patrimonio, lo que tienes ahora. A partir de aquí, debes trabajar para aumentar la columna de activos y reducir los pasivos. En este artículo te damos ideas de inversión para aumentar tus activos.

Hacer la cuenta de resultados

Vamos a ver ahora como crear tu cuenta de resultados (ingresos y gastos) y porqué es necesario para mejorar tu economía. Esta herramienta está ligada al balance, lo que ocurre en una se refleja siempre en la otra.

**(todos los valores que aparecen son inventados y son números exactos para facilitar el ejemplo. Debes incorporar tus valores reales para realizar tu análisis, así cómo ampliar los campos si tienes más ingresos o gastos que registrar)

Analiza tus finanzas personales: el resumen anual de tu economía
Ingresos, gastos y ahorro del año 2019

¡Recuerda que es el análisis de un periodo! Esta tabla que te mostramos es el resumen anual, pero para elaborarlo tienes que registrar mes a mes tus ingresos y gastos. Puedes usar la misma tabla para tu estudio mensual. Hacerlo así también te permitirá monitorizar tus mejoras y motivarte para seguir ahorrando mes a mes. 

La clave para analizar el estado de tus finanzas personales es no olvidar nada, traquear todos tus gastos y ser constante cada día. Si no lo haces así, servirá de muy poco o de nada. 

TIP: una forma sencilla y muy efectiva de ir apuntando todos los gastos diarios y no olvidar nada, es hacerlo en una pequeña agenda anual que puedes llevar siempre encima. Así puedes apuntar cada día los gastos que has tenido, y al final de la semana reflejarlos en la tabla. ¡Seguro que así no se te escapa nada!

Siguiendo con el ejemplo, esta seria la cuenta de resultados del mes de Abril de 2019:

Analiza tus finanzas personales: plantilla para cuenta de resultados
Ingresos, gastos y ahorro de un mes concreto

La cuenta de resultados es importante porque te permite ver cómo funciona tu economía día a día y te da buenas pistas de dónde puedes mejorar. A partir de aquí, debes trabajar para aumentar la columna de ingresos y reducir la de gastos.

Vale, ya tengo mi análisis ¿Ahora qué? 

Analizar tus finanzas personales es el punto de partida del camino para lograr tus objetivos económicos y vitales. Si no sabes dónde estás, ¿cómo vas a empezar a andar? 

Ahora que ya lo tienes claro, ¡toca trabajar para mejorar tu economía! Vamos a ello.

Plantilla gratuita para analizar tus ingresos y gastos, y el valor de tu patrimonio.

Enfócate

Mejorar así porqué sí no es un buen argumento. Debes tener un objetivo, un motivo por el que quieras hacer este esfuerzo. Sin este enfoque será difícil que te mantengas constante y que te apetezca hacer sacrificios. 

No sirve un motivo cómo “tener más dinero”. Porqué el dinero debes entenderlo cómo un instrumento, un medio, para conseguir tus objetivos. Y es demasiado genérico. Necesitas algo más concreto

Hazte preguntas, ¿qué quiero conseguir con esto? ¿Cómo quiero que sea mi vida en un tiempo? ¿Quiero conseguirlo en el corto plazo o es un objetivo a largo plazo? Motivos hay mil: ahorrar para viajar, dar la entrada de una casa, pagar más rápido tus deudas, invertir, trabajar menos, tener una jubilación tranquila… lo que sea, pero debe ser concreto y realista. 

Los objetivos son cambiantes y evolucionan con la vida de una persona. Esto es normal y lógico. No significa que tengas que cambiar de objetivo constantemente, pero sí que seguramente tendrás que ajustarlos y revisarlos con el paso del tiempo. Es algo natural. 

Si lo tienes, escríbelo. Escribir hace que las ideas aterricen, que parezcan más reales. Cuélgalo a la vista si hace falta, para que no se olvide. ¡Y ponte en marcha!

Estudia tus gastos y prioriza

Para mejorar tu economía es seguro que debes reducir tu columna de gastos. De esta forma podrás ahorrar más dinero y usarlo para seguir dando pasos hacia tus objetivos. 

Así que ponte delante de tu cuenta de resultados. Estudia los gastos de cada mes y el impacto que tienen en tu economía. Luego clasifícalos en 3 tipos: 

  1. Fijos. De nuestro ejemplo aquí estarían: la cuota de la hipoteca, la letra del coche,.. En general, las deudas que vas pagando cada mes y que no puedes dejar de hacerlo. También incluiríamos impuestos y comunidades, ya que es un gasto donde tienes poco o ningún margen de reducción. 
  2. Imprescindibles. Lo que sí o sí gastas para vivir, pero que se puede reducir. Esto no significa vivir peor, significa hacer un esfuerzo por racionalizar y ajustar unos gastos que no podemos eliminar. De nuestro ejemplo aquí estarían: seguros de vehículos y del hogar, suministros (electricidad, agua, gas, etc.), transporte, revisión anual vehículos, alimentación y ropa. Aunque no lo parezca, es un grupo de gastos con mucho margen de mejora y con un poco de esfuerzo van a reportarnos buenos ahorros.
  3. Prescindibles. Son los gastos que puedes eliminar, ya que puedes vivir sin ellos. De nuestro ejemplo aquí estarían: regalos, gimnasio, ocio y varios. Esto no significa que tengas que eliminarlos todos y dejar de ir al gimnasio o al cine, y sentirte miserable y aburrido. Al contrario, debes hacer el ejercicio de valorar qué gastos te hacen feliz y te gustan de verdad, cuáles no y priorizar. Si eliminas los que no te aportan nada, además de ahorrar dinero también podrás centrarte en exprimir las actividades que te gustan, incluso gastar algo más de dinero en ellas. Por experiencia sabemos que las otras las olvidarás pronto 🙂 

El objetivo del estudio de gastos, además de ayudarte a ahorrar más dinero, es que gastes de forma inteligente. El consumo responsable es un factor clave para unas buenas finanzas personales. Aprende a elaborar un plan financiero responsable en el siguiente artículo: Cómo gastar menos

Ahorra al máximo, pero no dejes tu dinero quieto

Ahorrar dinero es el resultado lógico después de que hayas reducido tus gastos. Al analizar tus finanzas personales los números no engañan, si has gastado menos tus ahorros han aumentado. Evidente, ¿no?

Ya hemos hablado al principio de este artículo sobre la importancia de ahorrar para mejorar tu economía y el control absoluto qué tienes en todo este proceso. 

Lo que no es tan evidente es qué puedes hacer con estos ahorros. La mayoría de personas los guardan en una cuenta corriente y dejan ahí el dinero, bien parado y quieto para ir tirando de esos ahorros. Esto es un error. El dinero que tenemos en cuentas corrientes se devalúa año tras año por el efecto de la inflación, es decir, perdemos poder adquisitivo. 

Por supuesto, debes tener una reserva de dinero en la cuenta para afrontar los gastos mensuales que has ido apuntando. Pero no deberías tener mucho más que eso.

Lo ideal, si de verdad quieres mejorar tus finanzas, es que inviertas parte de tus ahorros para que trabajen y generen más dinero. De esta forma, tu dinero no pierde valor y no sólo eso, hace crecer tu riqueza. Si inviertes con cabeza y cierto conocimiento, subirá la columna de activos, y con paciencia y tiempo también subirá tu columna de ingresos. Aquí te enseñamos a crear un plan financiero para organizar tus ahorros e inversiones. 

Tenlo claro, invertir tu dinero es la clave para asegurarte un futuro más tranquilo y menos dependiente, más libre. No confíes en nada más que en ti para resolver tus finanzas, así que empieza hoy mismo a crear tu riqueza. Aquí puedes dar tus primeros pasos: 7 razones por las que debes invertir y Productos para invertir

Crea un fondo de emergencia

Además de tener la reserva de dinero en una cuenta corriente para afrontar los gastos de tu día a día, deberías tener un fondo de emergencia. Siempre puede surgir un imprevisto y necesitar dinero rápidamente. Lo ideal es que este dinero no lo cojas de tu cuenta corriente o de tus ahorros, sino que sea un fondo en una cuenta a parte. 

Hay que tener claro lo que es un imprevisto y lo que no lo es. Por ejemplo, irte de viaje no es un imprevisto, pagar el seguro de tu casa tampoco, comprar regalos de navidad o para una boda, tampoco. Un imprevisto es que te quedes sin trabajo, una enfermedad, una operación, o una avería del coche (¡pero no la revisión!). 

Cada uno debe calcular el importe de este fondo según su situación personal. No es lo mismo una persona soltera que alguien que tiene familia. Ni un asalariado que un autónomo. Cada cual tiene su caso particular y el fondo de emergencia debe estar dimensionado para esa situación. 

Una orientación puede ser el importe de 6 meses de gastos ¡ahora que ya lo has analizado es fácil saber cuánto es! 😀 O si no tienes a nadie a tu cargo, quizá con 3 meses de gastos tienes suficiente. 

El fondo de emergencia también es una protección hacia el resto de tu riqueza. En cuanto venga un imprevisto (siempre vienen, es algo inevitable) tendrás margen de maniobra, y no necesitarás tocar tus ahorros ni inversiones para hacerle frente. ¡Esto es la tranquilidad y la flexibilidad de estar organizados!

En resumen, hoy hemos aprendido cómo analizar tus finanzas personales empezando por estudiar los ingresos y gastos, hacer un balance y cuáles son los siguientes pasos para mejorar tu economía. Es importante que empieces cuanto antes, ¡no hay excusas! Ordenar tus finanzas te reportará grandes beneficios, no sólo económicos sino también personales. 

¡Cuéntanos tu experiencia! ¿Has hecho ya tu análisis? ¿Te ha sorprendido el resultado? ¿Tienes claros tus objetivos? Escríbenos tus comentarios o dudas sobre lo que has leído, estamos encantados de resolverlas y conocerte 🙂 

Y si estás preparado/a para subir un nivel en la organización de tus finanzas, te recomendamos leer Cómo gastar menos. Una guía paso a paso para crear un plan financiero responsable y automatizarlo, que te permitirá: ahorrar más, invertir, y gastar dinero en lo que amas, sin preocuparte de nada 😀 ¡Con plantilla interactiva descargable!

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *