Crea tu plan financiero facilmente
Ahorra,  Organízate

Cómo gastar menos creando tu Plan Financiero

El ahorro es muy importante para tener unas buenas finanzas personales, y para ahorrar al máximo debes controlar los gastos. De esta forma podrás gastar menos, ahorrar más dinero y usarlo para lograr tus objetivos financieros y vitales.

No esperes que en este artículo te demos ideas de cómo ahorrar haciendo la compra o cómo gastar menos electricidad en casa. NO, haremos algo mejor 😀 Vamos a elaborar un plan financiero consciente para que controles dónde va tu dinero exactamente cada mes, te asegures unos ahorros y puedas gastar libremente en lo que más te gusta.  

Reconocemos que no es una tarea fácil y que incluso resultará dolorosa ya que implica dejar de gastar en algunas cosas. Por eso te guiamos para que empieces a gastar de forma consciente y mucho más simple que hasta ahora, sin hacerte daño.

Pero recuerda: incluso podrás gastar más dinero en las cosas que realmente valoras en tu vida. ¡Así que anímate!

En este artículo trataremos: cómo analizar tus gastos, cómo elaborar un plan financiero, cómo optimizarlo y cómo ponerlo en marcha. Llevarás tu economía a otro nivel. Además, es un gran beneficio personal y psicológico, ya que una vez tengas tu plan definido y esté funcionando, podrás olvidarte de esto por un tiempo 😀 .

Crea tu plan financiero facilmente

Analiza tus gastos

Si quieres mejorar tu economía la primera acción es reducir tu columna de gastos.

Pero antes debes hacer el análisis de ingresos y gastos para saber dónde está yendo tu dinero, apuntando cada semana y cada mes el dinero que recibes y el que gastas. Sin este ejercicio, es difícil que puedas saber cómo gastar menos, ya que desconoces lo que haces con tu dinero. En este artículo te enseñamos cómo analizar la situación de tus finanzas personales.

¿Ya tienes el análisis de tus finanzas? ¡Perfecto! Ahora analiza tu columna de gastos. ¡No le tengas miedo! Clasifícalos en estos 3 tipos, para ver qué impacto tienen en tu economía y saber cómo puedes actuar sobre ellos:

Fijos

Son los gastos que no puedes reducir ni eliminar de forma inmediata. Aquí se incluyen las deudas que vas pagando cada mes y que no puedes dejar de pagar (hipotecas, préstamos, etc.) O el pago del alquiler si tienes una vivienda alquilada. También incluye los impuestos (IBI, basuras, circulación, etc.) y comunidades, ya que es un gasto sobre el que no tienes mucho margen de decisión. 

Por supuesto, puedes intentar gastar menos en estas cosas, pero implica tomar decisiones de vida que no vamos a tratar aquí. Por ejemplo: cambiar tu lugar de residencia a un sitio más económico o decidir no tener vehículos. Esto forma parte de un plan de vida que hay que reflexionar y estudiar muy bien.

Por ejemplo, renegociar las cuotas de la hipoteca de tu casa, renegociar el alquiler, convencer a tu comunidad para reducir gastos, etc., son acciones que puedes intentar pero que no están cien por cien en tu mano y que pueden no ser una solución inmediata.

Por eso nos vamos a centrar en reducir los otros dos tipos de gastos, sobre los que sí puedes actuar directamente. Son los gastos imprescindibles y los prescindibles.

Imprescindibles

Son los gastos imprescindibles para vivir. Aquí incluimos los suministros (electricidad, agua, gas, teléfono…), transporte, alimentación, ropa, seguros, etc. Aunque no lo parezca, es un grupo de gastos con margen de mejora y pueden reportarte buenos ahorros.

Haz tu lista de gastos imprescindibles y anota el dinero que has gastado en cada uno al menos los 4-6 últimos meses. Más adelante en este artículo veremos qué puedes hacer para reducirlos.

Prescindibles o Gastos libres

Son los gastos que puedes eliminar, ya que puedes vivir sin ellos. Aquí incluimos: actividades y servicios por las que pagas una cuota (gimnasio, cursos, suscripciones, televisión, etc.), regalos, ocio (ir al cine, comer fuera, viajes, excursiones, salir de noche, etc.), vicios (tabaco, alcohol, etc.)… Estos son algunos ejemplos, pero cada uno tiene sus gastos prescindibles, así que anótalos todos en tu lista con su importe.

OJO: que se pueda vivir sin ellos porque no son de primera necesidad, NO significa que tengas que eliminarlos todos, dejar de hacer lo que te gusta, y sentirte miserable y aburrido. Al contrario, lo que queremos es que decidas qué gastos te hacen feliz y te aportan valor, y elimines el resto.

Si suprimes los que no te aportan nada, además de ahorrar dinero, también podrás centrarte en exprimir las actividades que te gustan, y gastar más dinero en ellas si quieres. ¡Pero hay que decidir qué quieres y qué es importante para ti!

Por experiencia sabemos que al principio pasarás por un periodo de desintoxicación grave, ya que consumir nos da momentos de felicidad muy placenteros. Pero si te centras en gastar en lo que de verdad te gusta, las otras cosas las olvidarás pronto 🙂 .

Gastar menos y ser libre de gastar en lo que quieres
Decide qué te hace feliz para gastar tu dinero en ello

Viene lo más divertido. Elaborar tu plan financiero

No gastar por el hecho de no gastar, es ser tacaño. No gastar en cosas que no te aportan nada, es ser consciente. El objetivo de este plan financiero, además de ayudarte a ahorrar más dinero, es que aprendas a priorizar y a gastar tu dinero de forma inteligente.

El plan financiero tiene 4 grandes bloques, dentro de los cuales se distribuirán tus ingresos cada mes. Se organizan así:

GASTOS FIJOS + IMPRESCINDIBLES
40-70%
Es la suma de los gastos fijos+imprescindibles que tienes en tu lista. Debería suponer un 40-70% de tus ingresos. Si no es así, hay que trabajar para reducirlos.
AHORRO
10-20%
Dinero que ahorras automáticamente cada mes para tus objetivos a corto y medio plazo (vacaciones, la entrada de un piso, tu boda, regalos de navidad, etc.) Es dinero que vas a usar con un objetivo fijado de antemano. Es difícil ahorrar constantemente si no tienes un motivo.
INVERSIÓN
10-20%
Dinero que vas a invertir para generar riqueza a largo plazo. Cómo puedes ver en Por qué debes invertir, es básico que una parte de tu dinero se esté moviendo para generar más dinero. Es igual que sea poco o mucho, lo importante es que no esté quieto.  Esto es lo que hará que consigas ser libre en tus finanzas.
GASTO PRESCINDIBLE
10-20%
¡La diversión! Lo que te queda para gastar en lo que más te guste. Nosotros lo llamamos “gastos libres”. Pero sobretodo, debes decidir en qué lo gastas de antemano, priorizando qué te gusta y qué no merece la pena.

Por ejemplo, nuestra amiga Andrea tiene un sueldo de 1.500€ y cómo se preocupa por sus finanzas personales tiene un plan financiero organizado. Te explicamos cómo reparte su dinero:

GASTOS FIJOS + IMPRESCINDIBLES
70% – 1.050 €
Andrea vive de alquiler en un apartamento pequeño porque es justo lo que necesita y no pasa mucho tiempo en casa, así que gasta poco en suministros. Compra productos gourmet porque le encanta comer bien, por eso su gasto en alimentación es un poco alto. Va al trabajo en transporte público y así ahorra respecto a ir en coche. Además, tiene una tarifa bastante reducida de teléfono móvil y utiliza plataformas como Netflix para ver películas y series. Con los 1.050€ que suponen el 70% de sus ingresos, tiene suficiente para cubrir este bloque de gastos y no preocuparse.   
AHORRO
10% – 150€
Al día siguiente de recibir la nómina en el banco, Andrea tiene programada una transferencia automática del 10% de su sueldo: 150€, a una cuenta de ahorro de la que NO tiene tarjetas (y si las tuviera, las guardaría en un cajón muy profundo). Así no puede gastar este dinero que está ahorrando para irse de viaje en verano. La clave es que automatiza el proceso y ahorra antes de gastar.
INVERSIÓN
10% – 150€
Del mismo modo, también automatiza una aportación de 150€ a un fondo de inversión que contrató hace unos años y en el que va sumando esta cantidad de dinero mes a mes. No era mucho al principio, pero poco a poco ha ido incrementando su valor gracias al interés compuesto y ya empieza a tener un patrimonio interesante.
GASTO PRESCINDIBLE
10% – 150€
Después de cubrir los gastos fijos, ahorrar e invertir, ¡lo que le queda es pasárselo bien sin preocuparse por sus finanzas el resto del mes! A Andrea le encanta hacer deporte, por eso paga la suscripción a un gimnasio. También le gusta comer fuera, así que una vez por semana queda para cenar y sabe muy bien cuánto puede gastarse. Si en una de las ocasiones se pasa del gasto, sabe que ese mes tendrá que eliminar una salida o ir a cenar un sándwich:)

Fíjate en el potencial que tiene este método. Al día siguiente de recibir su nómina, Andrea ya ha ahorrado y ha invertido, y tiene claro cuanto dinero necesita para los gastos fijos del mes. Esto hace que esté tranquila con sus finanzas y le permite disfrutar de su vida sin preocuparse por si llega a fin de mes.

¿Qué está haciendo bien Andrea?

  • No gasta por compromiso ni por presión social. Sabe lo que quiere y tiene un plan, por eso puede decir no a compromisos sin tener remordimientos. También es bueno para vencer la presión consumista y no caer en espirales de “tener el último móvil, el último coche y el reloj de la nueva marca de moda” porque mi vecino/a lo tiene.
  • Tiene claro en qué le gusta gastar y en qué no. Ha decidido qué cosas y actividades aportan valor a su vida y se dedica a ellas. Ahorra para viajar, va al gimnasio, cena fuera cada semana, come bien en casa y además invierte para generar riqueza para su futuro. ¡No está nada mal!
  • Adapta los gastos fijos + imprescindibles a sus necesidades e intereses. Si no necesita vivir en un ático con terraza y 3 habitaciones, ¿por qué iba a querer pagarlo? Si no le interesa vestir ropa de marca, ¿por qué iba a hacerlo? Pero si le gusta comer bien, ¿porqué iba a privarse de ello? 
  • Automatiza sus finanzas. Dedicó unas horas a ordenar sus finanzas y programar transferencias para ahorrar e invertir antes de gastar el dinero. Así puede despreocuparse.

Un error que cometemos a menudo es confiar en nuestro lado responsable cuando en realidad somos bastante vagos, no pasa nada 😀 . Por eso lo mejor es liberarte de tareas repetitivas y hacer que tus finanzas funcionen solas. De esta forma, con dedicar un rato cada semana a registrar el control de gasto, ¡ya lo tienes!

Reduce tus gastos y estarás un paso más cerca de la libertad financiera
¡Bravo! Un paso más cerca de tu libertad financiera

¿Qué pasa si la cantidad de dinero de cada bloque no funciona para mí? Optimiza tu plan financiero

Es una muy buena pregunta. Por ejemplo, podría pasar que Andrea no tuviera suficiente con los 150€ que ahorra cada mes para irse de viaje. Ha hecho un plan de sus vacaciones y sabe que necesitará ahorrar más para conseguir su objetivo.

¿Qué debería hacer? Quizás pienses que debería reducir sus aportaciones a la inversión. ¡ERROR! Puede hacer eso, claro, pero su libertad financiera lo acabará sufriendo tarde o temprano.

Lo más sensato en este caso es volver a la clasificación de gastos y ordenarlos, de mayor a menor importe. De esta forma verás cuáles son los que consumen más dinero y podrás optimizarlos para gastar menos en ellos. Te recomendamos que actúes sobre 2 o 3 grandes bloques, y que intentes hacer los máximos recortes de forma gradual. Es preferible actuar sobre los gastos más altos porqué verás mejoras más considerables, en cambio si recortas «flecos» de los gastos pequeños no habrá una gran mejora.

Gastar menos: Análisis de los bloques de gasto
Ejemplo de gastos ordenados de mayor a menor

Nuestra amiga se da cuenta de lo siguiente:

  • El segundo gran bloque de Andrea son los gastos en cenas fuera. Aunque este es el gasto libre que más le gusta, ve que necesita aflojar el ritmo porque no le llega para todo. Por eso, gradualmente, decide gastar menos un poco cada mes. De esta forma, al hacerlo poco a poco y no cortarlo de golpe, se convierte en un hábito sostenible que puede mantener hasta lograr su objetivo.
  • El siguiente bloque del gasto son las suscripciones. Haciendo repaso, ve que está suscrita a otro servicio de televisión online que raramente ve y a un par de revistas de decoración que no lee. Decide cancelarlas y centrarse en la única que utiliza. Así no malgastará en cosas que no le aportan nada.

TIP: Las suscripciones, sean de lo que sean (tv, gimnasios, teléfono, productos por correo, cursos, etc.) suponen un problema de gastos automatizados que NO controlamos y que en general no le sacamos partido. Suele ser un bloque de gastos importante que se puede reducir fácilmente si le prestamos atención. No dejes que vayan minando tu dinero mes a mes sin darle importancia. Valora lo que realmente necesitas y elimina el resto.

También podría darse el caso que quieras dedicar un porcentaje más alto a invertir en bolsa o a los gastos libres. El método sería el mismo, ya que para cambiar el reparto del dinero tendrás que analizar y reducir los grandes bloques de gastos, y dedicar un porcentaje más alto a la inversión.

Este sistema de análisis se llama Pareto y se usa en el método de mejora continua. Se aplica mucho en industria y tiene unos pasos básicos: medir – analizar – actuar sobre los grandes bloques – evaluar – y volver a empezar. ¿Te suena de algo? ¡Exacto! Es lo que acabas de hacer para optimizar tu plan financiero 😀

¿Qué pasa si ya vivo con lo justo?

Hay personas que hacen su plan financiero e intentan optimizar los grandes bloques, pero ven que ya viven con lo justo. En esta situación es difícil gastar todavía menos. Si es tu caso, usa nuestros consejos cómo una guía para ordenar tus finanzas personales, más que para reducir gastos.

Igualmente, por poco que sea, intenta mantener activo uno de los bloques: ahorro o inversión. Hacer crecer el bloque de ahorro es muy positivo ya que puedes ir guardando mes a mes la cantidad que toca, con el objetivo de invertir una parte cuando tengas un pequeño colchón ahorrado. El camino es más lento pero muy beneficioso a nivel personal, ya que ayuda a tener una disciplina de ahorro para ir mejorando poco a poco la economía.

Plantilla gratis Plan Financiero

Si ya has descargado la plantilla Crea tu Plan Financiero, sigue este enlace para acceder a un videotutorial completo en el que te explicamos paso a paso cómo utilizarla para sacarle el máximo partido: Videotutorial.

Resumen: pasos para elaborar un plan financiero

  1. Organiza tus gastos en fijos, imprescindibles y prescindibles. Antes debes hacer un registro de tus gastos mensuales, tal como explicamos en Cómo analizar tus finanzas personales.
  1. En base a este análisis, decide en qué quieres gastar tu dinero y en qué vas a gastar menos o nada. Esto significa decidir qué te gusta y aporta valor a tu vida, y qué no. 
  1. Organiza los 4 bloques del plan financiero con sus porcentajes. NO le des muchas vueltas, coge tus ingresos y obtén los porcentajes para cada bloque. Analiza cómo encaja esto con tu registro de gastos. ¿Estás cubriendo bien todos los gastos o un bloque te queda cojo y necesitas ajustarlo?
  1. Optimiza tu plan financiero si no se ajusta a tus necesidades. Ordena tus gastos imprescindibles y prescindibles de mayor a menor, y actúa sobre los más grandes para gastar menos en ellos. Recuerda: es mejor empezar poco a poco a gastar menos y hacerlo de forma gradual, que cortar de raíz el gasto. Si lo bajas de golpe te costará mantenerte firme.
  1. Haz seguimiento y mantén el plan financiero. Dedica un rato cada semana a seguir registrando los gastos que has tenido, puedes usar nuestra plantilla para hacerlo (descárgala al final del artículo). Asegura también que el dinero que va a Ahorro e Inversión está yendo dónde toca y disfruta un momento viendo cómo crece 🙂 . Por último, evalúa si el plan es realista y lo seguirás, o si vas a tirar la toalla a la primera de cambio (¡no lo hagas!).

¡Felicidades! Si has llegado hasta aquí ya tienes tu plan financiero que te permitirá: planificar dónde va tu dinero exactamente cada mes, gastar menos y de forma consciente, ahorrar de forma constante y empezar a invertir sin preocuparte demasiado.   

¡Cuéntanos cómo ha ido! ¿Has hecho ya tu plan financiero? ¿Puedes reducir gastos? ¿Te has comprometido a cumplirlo? Por favor, deja tus reflexiones o dudas sobre lo que has leído, estamos encantados de comentarlas contigo 🙂 .

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *