La volatilidad en la bolsa de valores
Diccionario,  Invierte

Qué es la volatilidad en bolsa y cómo interpretarla

El diccionario financiero de Lentos&Libres sigue creciendo, y en esta entrada veremos qué es la volatilidad en bolsa, su significado y cómo utilizarla para ayudarte en tus inversiones. 

El mundo de las finanzas personales y la inversión está lleno de palabras y términos únicos. Si te estás iniciando en estos temas es fácil que no conozcas algunas de ellas, y es importante entenderlas ya que si no te perderás parte de la película. Pero no te preocupes, en esta serie de artículos tratamos varios conceptos, su definición y cómo se utilizan.

¡Te damos la bienvenida al diccionario de Lentos&Libres! 

La volatilidad en bolsa, como interpretarla antes de invertir dinero

Qué es la volatilidad en bolsa

En finanzas, la volatilidad es un índice que mide las variaciones del precio y/o el rendimiento de un producto. Es decir, la volatilidad nos dice si el precio o la rentabilidad de algo cambia a menudo y si lo hace con fuerza.

La volatilidad se calcula utilizando una herramienta estadística llamada desviación estándar, la cual mide cómo de grande es la variación de una serie de datos comparados con su valor medio.

Sin embargo, la volatilidad no nos dice el “sentido” de las variaciones. Es decir, sabemos si los cambios son grandes o pequeños, frecuentes o escasos, pero no podemos saber si son subidas, bajadas o ambas cosas.

Al ser una medida de las variaciones de precio y rentabilidad, la volatilidad en la bolsa muchas veces se utiliza como indicador del riesgo de un producto. A mayor volatilidad, mayores cambios de precio y por lo tanto mayor riesgo.

Qué es la volatilidad: subidas y bajadas sin parar
¡Arriba y abajoooo! Los productos muy volátiles son como las montañas rusas.

Relacionado con la volatilidad, hay otro indicador a menudo usado para estimar el riesgo de un producto, la Beta (ß), la cual compara la volatilidad de un producto con la volatilidad media del mercado. La Beta se usa frecuentemente al analizar acciones, pero es aplicable a cualquier producto. Según su valor:

  • ß menor de 1 — Menos volatilidad que el mercado
  • ß igual a 1 — La volatilidad del activo es igual a la volatilidad del mercado
  • ß mayor de 1 — Más volatilidad que el mercado

Volatilidad histórica y futura

En general, cuando hablamos de volatilidad en bolsa nos referimos a la histórica. Ésta es la volatilidad “pasada”, es decir, calculada con los precios pasados del activo en cuestión. 

Por otro lado, también existe la volatilidad estimada que tendrá un producto en el futuro. No obstante, aunque esta volatilidad futura se puede calcular de varias formas, no se puede saber 100% cuál será su valor. 

Por lo tanto, la volatilidad histórica se puede saber con total precisión, pero como siempre, predecir lo que pasará en el futuro para saber la volatilidad futura ya es algo completamente distinto. 

¿La volatilidad es mala o buena?

Pues ni buena ni mala. En este caso la respuesta no es blanco o negro 🙂

La volatilidad no tiene en cuenta el sentido de las variaciones (si suben o bajan), así que aunque sepas la volatilidad de algo, no sabes si la tendencia general es buena o mala. La volatilidad en la bolsa hay que considerarla en conjunto con toda la información que tengas sobre un producto. 

Por ejemplo, imagina dos acciones, Acción S y Acción Z, ambas con la misma volatilidad. La Acción S sube de valor continuamente, mientras que la Acción Z no para de bajar. Aunque el valor de la volatilidad sea casi el mismo, el comportamiento de las acciones es diferente. En el siguiente gráfico se ve claramente:

Qué es la volatilidad: comparativa de dos acciones
Aunque la volatilidad sea la misma, el comportamiento de las acciones es diferente. ¡No te fíes!

¿Y qué es mejor? ¿Volatilidad alta o baja? Pues también depende. Casi parece que estemos en una clase de filosofía, todo depende 😀

En general, los productos menos volátiles son preferibles, pues tienen menos riesgo. Además, invertir a largo plazo te favorece en este sentido. Cuanto más largo sea el periodo de la inversión, la tendencia “media” del activo se irá imponiendo a las variaciones puntuales y la volatilidad tendrá menos influencia.

En cambio, te convienen activos con volatilidades altas cuando busques rendimientos altos a corto plazo. Algo muy volátil puede dar beneficios rápidos si compras en las bajadas y vendes en los picos. Pero claro, esto tiene más riesgo que los productos menos volátiles, con menos y más pequeñas variaciones de precio.

Recuerda: La volatilidad no es ni buena ni mala, depende de en qué inviertas y de tu forma de invertir. Pero no olvides que volatilidad y riesgo están relacionados, mayor volatilidad = mayor riesgo, menor volatilidad = menor riesgo.

Aprovecha la información que proporciona

Como ves, la volatilidad no es un indicador de “bueno” o “malo”, sino algo que se debe estudiar en su contexto. Por eso, a continuación vamos a repasar cómo sacar provecho a la información que da: 

  1. Utiliza la volatilidad para saber si el producto que estás considerando tiene un riesgo adecuado para ti. Si quieres invertir en productos con poco riesgo, tendrás que buscar opciones con volatilidad baja. En cambio, si te sientes confortable con riesgos mayores para tener más beneficios, puedes considerar productos más volátiles. Si todavía no sabes el nivel de riesgo que puedes tolerar, visita nuestro artículo Cómo empezar a invertir en bolsa, donde te guiamos para crear tu perfil de inversión.
  1. Te puede servir de indicador de posibles rentabilidades, sobretodo en inversiones a corto plazo. Si quieres beneficios muy altos en poco tiempo, tendrás que buscar inversiones con mucha volatilidad, donde el precio del activo y su rendimiento puedan subir rápidamente. Pero cuidado, también te arriesgas a que el precio baje de repente y pierdas el dinero. Nosotros no aconsejamos esta táctica, demasiado parecida a jugar a la ruleta, pero lo explicamos por que queremos que conozcas todas las opciones.
  1. En el caso de las acciones, con la Beta (ß) puedes saber cómo de estable es la cotización de una compañía comparada con el conjunto del mercado. Esto lo puedes usar para escoger o descartar acciones de empresas. Por ejemplo, si buscas empresas estables para recibir dividendos altos, es bueno que tengan una volatilidad menor que el resto del mercado, es decir, una beta menor que 1.

Dónde consultar la volatilidad de un activo o producto

El valor de la volatilidad de un producto financiero, como por ejemplo los fondos de inversión, suele estar en la web de descripción del producto. De todos modos, a veces no es fácil de encontrar. En ese caso también puedes ver la volatilidad en webs especializadas de finanzas como Morningstar.

Si lo que quieres es información de acciones de empresas te recomendamos que visites la web de Yahoo Finance. En ella encontrarás los valores de la Beta de las acciones, con lo cual sabrás cómo compara su volatilidad con el mercado en conjunto.

Esperamos que toda esta información te sirva de ayuda 🙂 . Cuéntanos tu experiencia. ¿Has usado la volatilidad para escoger/descartar productos financieros? ¿Crees que te será útil para tus inversiones? Puedes dejarlo en los comentarios. El diccionario financiero no para de crecer. ¡No te pierdas la siguiente entrada!

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *