Crea tu presupuesto de Navidad y ahorra dinero
Ahorra,  Organízate

Crea tu presupuesto de Navidad y ahorra dinero

¿Ya empezaste a planificar tus gastos para la Navidad? Sí, lo sabemos, parece algo pronto para hacer un presupuesto, pero la realidad es que cada año las tiendas empiezan el “bombardeo” antes. Sin olvidar que cada vez existen más días de promociones pre-navideñas (el Black Friday, Ciber Monday, Prime day, y una infinidad más ya que cada comercio se inventa el suyo…).

Si a esto le añadimos que en Octubre vas a cualquier tienda y encuentras las decoraciones y caramelos de Halloween al lado de los turrones y el papel de regalo de Navidad…. es fácil dejarse llevar por la espiral consumista.

Nos encantan las fiestas, la comida, pasar tiempo con familia y amigos, las sorpresas… Pero ¿el gasto enorme que viene asociado con ellas? Esto no nos gusta tanto…

Puede que a ti tampoco te guste despilfarrar porque sabes que luego te costará sanar tus finanzas y volver al buen camino. Para evitar esto, es muy útil tener un presupuesto de Navidad, un pequeño plan de gastos para estas fiestas tan señaladas.

Y esto es lo que vamos a ver aquí. En este artículo te ayudamos a planificar los gastos de Navidad para que tu economía no se quede temblando en Enero y sigas con unas finanzas sanas en 2021 como si no hubiera pasado nada.

¡Vamos allá!

Crea tu presupuesto de Navidad y ahorra dinero

Las razones para planificar tus gastos de Navidad

El final del año ya es estresante de por sí: acabar proyectos, planificar el año siguiente, hacer balance de los objetivos que hemos cumplido y los que no… No necesitas añadir más estrés por los gastos de regalos, comida, decoración, etc… Necesitas disfrutar las fiestas y punto.

Para evitarte preocupaciones innecesarias, lo mejor es crear un presupuesto de Navidad unos meses antes. Hacerlo es positivo por varias razones:

  • Te da tiempo para ahorrar el dinero que necesitas y no usar tus tarjetas de crédito. Seguro que no te apetece pagar deudas durante meses por unas compras que hiciste en Navidad.
  • Fijando un presupuesto evitas la tentación de comprar cosas que no necesitas, fomentando así un consumo responsable con las cosas que realmente te gustan.
  • Te da margen por si salen temas sorpresa. Siempre puede pasar y si sabes lo que queda en tu presupuesto podrás hacerlo sin estresarte por no tener ese dinero.

Tal y como te explicamos en el artículo Cómo gastar menos, lo ideal es que tengas un Plan Financiero anual donde se incluyen también los gastos de Navidad. De esta forma ahorras mes a mes sin casi darte cuenta y cuando llega el momento tienes todo el dinero necesario. Suena genial, ¿verdad?

Si todavía no tienes tu Plan Financiero anual, no te preocupes. Haz ahora uno exclusivo para las fiestas y luego elabora el anual siguiendo nuestra guía + plantilla descargable. ¡Manos a la obra!

Cómo hacer tu presupuesto de Navidad y comer turrón tranquilamente

Ahora que ya sabes por qué es importante planificar los gastos navideños con antelación, vamos a ver cómo elaborar tu presupuesto paso a paso. Solo tardarás unas pocas horas y luego podrás dedícate a disfrutar las fiestas con el mínimo de preocupaciones.

1. Revisa en detalle lo que gastaste el año pasado

Sí… esta parte no es emocionante. Pero, como siempre, la única forma de saber aproximadamente lo que vas a gastar es revisando lo que hiciste el año anterior. Esto vale para la Navidad y para cualquier momento de la vida 🙂  

Gracias a que ya casi todos tenemos banca online, este ejercicio es relativamente fácil y rápido. Imagina si tuvieras que buscar todos los tiques del año anterior, si es que los conservas todavía… Qué horror :S

¿Ya tienes una cifra?, perfecto. Ahora dedica un momento a ver en qué categorías gastaste ese dinero, por ejemplo:

  • Papel de regalo
  • Regalos
  • Comida y bebida
  • Decoración
  • Ropa
  • Postales
  • Donaciones
  • Etc,etc.

De esta forma tendrás una guía bastante exacta para hacer la estimación de gastos de este año y además podrás hacer recortes en alguna categoría que quieras reducir.

2. Haz una estimación de lo que gastarás este año

Esto es una reflexión basada en lo que hiciste las fiestas anteriores. ¿Quieres gastar menos? ¿Puedes permitirte gastar más? ¿O intentarás quedarte igual?

Depende de la situación personal y económica de cada uno. Si tienes hijos, los regalos son algo más caros conforme van creciendo (la Nintendo no cuesta lo mismo que el osito de peluche…). Si tienes pareja también sueles gastar más que si no la tienes. Quizá si te quedaste sin trabajo no puedes gastar tanto.

Cada caso es un mundo, pero lo importante es ser consciente y actuar acorde a lo que puedes hacer. Es un error gastar por encima de tus posibilidades, un error que se paga caro a largo plazo.

Si a estas alturas del año has ahorrado poco o nada y no tienes un Plan Financiero (¡corre a hacerlo ya! ), una forma de saber lo que puedes gastar sin endeudarte es comparar tus ingresos con tus gastos mensuales. De esta forma sabrás el dinero que te sobra cada mes y cuánto puedes usar para tu presupuesto de Navidad.

Por ejemplo, imagina que tus ingresos son de 1200€ al mes y lo que destinas cada mes para gastos fijos e imprescindibles (esto es: hipoteca/alquiler, suministros, comida, transporte, etc…) es 950€. Esto te deja un máximo de 250€ cada mes que puedes destinar a los gastos de Navidad. Imagina que hoy haces este ejercicio, estamos a Octubre, entonces tienes unos 2 meses para ahorrar (depende de cuando cobres) y en Diciembre tendrás 500€.

Tu presupuesto total para Navidad no deberá superar esta cifra porque, seamos realistas, es la única forma de que pases unas navidades sin contraer deudas. Si el año anterior gastaste mucho más que esta cifra, ya sabes lo que toca: hacer recortes hasta ajustarte a ella.

Este ejemplo también destaca la importancia de planificar con antelación los grandes gastos. Ahorras durante más tiempo y ocurren dos cosas: que puedes ahorrar menos dinero cada mes con tranquilidad para conseguir la misma cantidad, o bien que al final dispondrás de más dinero para hacer lo que te apetezca. En cualquier caso, ¡todo son ventajas!.

3. Asigna una cantidad a cada categoría de gasto

Ya tienes una idea bastante clara de lo que puedes gastar en la Navidad de este año 😀 Así que ahora haz el reparto de cuánto dinero vas a destinar a cada categoría. Seguramente te servirá la misma lista que hiciste en el punto 1 para el año anterior.

El objetivo de este ejercicio es que dividas el presupuesto y decidas donde va a ir cada euro. De esta forma cuando estés comprando, sabrás el límite que has puesto para la categoría y te será fácil adaptar las compras a tu planificación.

Dividir el presupuesto también es positivo por si necesitas ajustar alguna categoría. ¿Has encontrado una oferta buenísima en el supermercado y no has gastado lo adjudicado en comida? ¡Perfecto! Quizá lo puedes destinar a comprar algún regalo más o a poner esas luces que tanto te gustan.

En la categoría de “Regalos” te recomendamos que decidas de antemano cuanto vas a gastar en cada persona. No hace falta que sea super exacto, pero pon unos límites.

La idea es que no gastes lo mismo en un regalo para tu profesora de yoga que en uno para tu hija. Distribuye el total de dinero para regalos en las cantidades que quieras (y puedas) gastar para cada una de las personas en tu lista.

Así te será más fácil cumplir tu presupuesto de Navidad y también escoger qué regalar a cada uno.

4. ¡CÍÑETE AL PLAN!

Sí, en mayúsculas, así de importante es 😀 Toda esta planificación y el tiempo que has dedicado no sirven de nada si no sigues el plan.

Por favor, que el espíritu navideño no te lleve a gastar más de lo que puedes o a endeudarte. El amor, la estima, la amistad, el aprecio… se pueden demostrar de muchas maneras y no tiene que ser a costa de tus finanzas.

Si has seguido los pasos hasta aquí, entonces ya has creado tu plan de gastos navideños ¡Hurra! Unas pocas horas de trabajo que te ahorraran muchos dolores de cabeza.

Ahora vamos a ver cómo mantenerte firme en tu presupuesto y te daremos unas cuantas ideas para ahorrar en Navidad.

Unos pensamientos para ser fuerte y seguir tu presupuesto de Navidad

La mente es poderosa y cuando el consumismo acecha debes mantenerte fuerte para cumplir tus objetivos de gasto. Aquí tienes unas cuantas reflexiones que nos ayudan a superar los momentos de: “¡¡LO COMPRO!! SI TOTAL…. ¡¡SON SOLO 5 EUROS!!”… y otras situaciones de este tipo.

Repítelas para ti en los momentos débiles y verás cómo te ayudan 🙂

  • «Que esté muy rebajado no significa que lo necesite»
  • «Prefiero contar experiencias que contar pertenencias»
  • «Nadie va a quererme más por el precio de mis regalos ni por la cantidad, sino por mi intención y su significado»
  • «¿Qué pasaría si no lo compro?» (Si la respuesta es nada, no lo compres. No va a aportarte valor.)

Y… Respira… Fuuuuu 🙂

Pensamientos para mantener el presupuesto de navidad
Ir de compras en Navidad puede ser todo un reto mental

¿Qué hago si mi presupuesto es pequeño? Algunas ideas para unas Navidades frugales, pero igual de mágicas.

En el punto 2 hicimos un ejercicio para saber cuánto puedes destinar a las navidades. Es posible que la conclusión sea que no puedes ahorrar suficiente.

Es complicado planificar con un presupuesto pequeño. Por eso vamos a darte unas cuantas ideas para organizar unas navidades más frugales, e igual de bonitas y divertidas:

1. Busca actividades gratuitas en tu zona

En navidad se organizan muchas actividades que puedes hacer sin gastar casi nada: pasear por los mercados navideños, visitar los pesebres, tomar un chocolate caliente, hacer talleres en los museos, descubrir la iluminación de las calles, etc.

Lo pasaréis muy bien y tendréis una bonita experiencia a recordar de estos días. Eso también es un gran regalo.

2. Considera vender cosas que ya no usas

Es una forma de liberar espacio en casa y de ganar algo de dinero extra para tu presupuesto de Navidad.

3. Crea tus propios regalos

Regalar no significa comprar. Los regalos “handmade” pueden tener más intención y significado para quien los recibe, y ser incluso más bonitos que cualquier objeto que puedas comprar.

Además, te ayudará a reducir gastos y pasarás un buen rato haciendo manualidades 😀

Aquí tenéis un artículo con 15 ideas de regalos «do it yourself», para inspiraros: click aquí. También en Pinterest encontraréis infinidad de ideas sobre esta temática.

4. Compra en tiendas de segunda mano

En ellas puedes encontrar auténticas joyas a un precio muy económico. Por ejemplo, libros antiguos, películas, ropa vintage, e incluso videojuegos o consolas que despertarán nostalgia a más de uno.

Incluso puedes regalar cosas tuyas que ya no uses, pero sabes que a otra persona le pueden servir o gustar. No, no es cutre. Recuerda que estamos planificando unas navidades frugales, si quieres ahorrar hay que tomar medidas 🙂

5. Organiza un intercambio de regalos tipo “amigo invisible”

Este tipo de juegos dan un toque divertido a las navidades y además te ayudan a ahorrar dinero ya que comprarás menos regalos, sobre todo si sois muchos.

Es importante poner un límite económico para los regalos, así evitaréis que alguien se gaste mucho y otro muy poco. Un poco de equilibrio, por favor 😊

En nuestra familia lo hemos hecho varios años y ha sido un éxito total. Es divertido, tiene el toque de misterio por saber a quién le has tocado, el regalo será una sorpresa si no hacéis trampas y existen muchas variantes del juego según seáis más o menos canallas.

Os dejamos un artículo con algunas variantes de este juego por si necesitáis inspiración: click aquí.

6. Compara precios

Sobre todo en juguetes y electrónica, hacer una buena comparativa de precios puede ahorrarte mucho dinero.

Para la decoración, textiles y papel para envolver, te recomendamos comprar en bazares, o en grandes superficies tipo Ikea o Leroy Merlin (si existen en tu zona), ya que el precio es bastante más económico que en las tiendas de decoración tradicionales. 

En este artículo de Xataca, descubrirás las mejores plataformas para comparar precios online: click aquí.

7. Sal de compras con una lista

Este consejo aplica a todo el año, pero especialmente en Navidad, ya que en las tiendas todo está muy preparado para que te arrastre el consumismo. Con una lista te será más fácil mantenerte en tu plan de gastos navideños.

8. Aprovéchate de los “regalos gratis” (si te convienen)

En Navidad, muchas tiendas tienen promociones del tipo “regalamos X si compras Y” o “3×2”, etc. en las que te regalan un producto si haces una compra mínima.

Un truco para ahorrar algo de dinero es usar estas ofertas, siempre que ya fueras a hacer esa compra mínima (si no es así, descártalo). Este “regalo gratis” te puede ir bien para cubrir un detalle para algún familiar o amigo sin gastar más dinero.

9. Evita los extras

Muchas veces son los pequeños gastos los que hacen que tu presupuesto se vaya a tomar viento.

Piensa, ¿necesitas enviar postales por correo? Puedes hacer una postal digital, enviarla por mensaje y ahorrar bastante dinero. ¿De verdad necesitas comprarte un vestido nuevo para la cena de empresa o ese jersey de papa noel? ¿Es necesario comprar 10 pares de calcetines o de bragas o cualquier juguete inútil solo para que haya más paquetes debajo del árbol?

Estos pequeños gastos son fáciles de reducir y tienen un gran impacto cuando se trata de ahorrar en Navidad.

10. Organiza una comida de Navidad “de traje”

¿Sabes lo qué es? Es una comida de “yo traje esto, yo traje lo otro…” 😊 Es decir, una comida en que cada asistente lleva un plato (con la suficiente cantidad para que todos puedan comer) y se juntan todos los platos en una gran mesa, a modo de buffet.

De esta forma conseguís una comida variada, buenísima, elaborada por todos y ahorráis un montón de dinero en el supermercado.

Esta es una comida de traje, de verdad

¿Qué te parecen? Estas son algunas ideas que puedes aplicar para reducir tus gastos en Navidad si no cuentas con mucho presupuesto.

Igualmente, también te invitamos a aplicarlas si quieres vivir la Navidad de otra manera. De una forma más consciente con lo que ya tenemos, no tan consumista, sino más espiritual.

Al final lo importante es compartir tiempo y vivencias con las personas que queremos, con familia y amigos. No es tan importante la cantidad o el valor de los regalos que hagas o recibas.

Y ahora cuéntanos, ¿Cómo planificas la Navidad? ¿Ahorras con tiempo? ¿Eres de hacer un presupuesto o vas a lo que surja? ¿Tienes más ideas para gastar menos en estas fiestas? Y si ya has realizado tu presupuesto, ¡explícanos como ha ido! 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *