Criptomonedas: qué son y sus características
Diccionario,  Invierte

Criptomonedas: qué son y sus características. ¿Es una buena inversión?

En esta entrada del Diccionario Financiero te explicamos qué son las criptomonedas, qué características tienen y te damos nuestra recomendación sobre invertir en ellas.

El mundo de las finanzas personales y la inversión está lleno de palabras y términos únicos. Si te estás iniciando es probable que no conozcas algunos conceptos, y es importante entenderlos ya que si no te perderás parte de la película. Pero no te preocupes, estamos aquí para ayudarte.

¡Te damos la bienvenida al Diccionario Financiero de Lentos&Libres! 😀

Criptomonedas: qué son, sus características. ¿Son una buena inversión?

¿Qué son las criptomonedas?

Las criptomonedas son monedas digitales, es decir, dinero que no tiene soporte físico como los billetes o las monedas de metal. Es dinero que solo existe en los ordenadores.

Actualmente hay muchísimas criptomonedas distintas. De hecho, hay cientos de ellas. Entre las más importantes se encuentran el Bitcoin, Ethereum, XRP, Bitcoin Cash y Litecoin.

Al igual que cualquier otro tipo de dinero, las criptomonedas se pueden usar para comprar y vender cosas. Como solo existen en formato digital, los pagos se realizan informáticamente a través de Internet.

A pesar de haber tenido mucha presencia en los medios de comunicación y en las redes sociales, las tiendas e intermediarios que aceptan estas monedas son todavía pocos. Puedes encontrar tiendas online que te permitan pagar con criptomonedas, pero difícilmente el supermercado de la esquina te aceptará Bitcoins.

Características principales

Criptografía y seguridad

El funcionamiento de las criptomonedas se basa en la criptografía. Todas las transacciones que se hacen con una criptomoneda se encriptan y se registran en una base de datos. En la mayoría de las criptomonedas, esta base de datos es el llamado block-chain.

Debido a este sistema de criptografía, son medios muy seguros para hacer transacciones. La potencia informática necesaria para hackear una criptomoneda es astronómica. Necesitarías más potencia informática que toda la que tiene Google para intentarlo.

Control descentralizado

Las criptomonedas utilizan una base de datos descentralizada para registrar todas las transacciones que hacen. Eso significa que la información sobre las transacciones no se guarda en un solo sitio, si no que está repartida por miles de ordenadores en todo el mundo.

Tampoco hay ningún banco central que controle las criptomonedas, lo que las hace independientes de las instituciones financieras. Es el propio código informático de cada moneda el que determina la cantidad que hay disponible para comerciar y las regula automáticamente.

Bajos costes para operar

Las transacciones con criptomonedas se hacen directamente entre quien envía y recibe el dinero, es decir, no hay intermediarios. Por ese motivo los costes de operar con criptomonedas son muy bajos.

Pensarás, “¿de qué me hablas? A mí no me cobran cuando pago en Euros”. Cierto, cuando compras algo quizás no notas la diferencia, pero al pensar en una transferencia entre dos cuentas se entiende mejor.

Por ejemplo, si quieres enviar dinero a un amigo que vive en Japón, una transferencia internacional te supondrá un coste, ya que el banco te cobrará una comisión por realizarla. En cambio, si le envías criptomonedas, no te costará nada, ya que las transfieres directamente de tu monedero virtual al suyo a través de Internet. No interviene ningún banco.

¿Es recomendable invertir en Criptomonedas?

Las cosas claras: hoy en día invertir en criptomonedas es especular.

Como ninguna de ellas está respaldada por un estado, no tienen una economía “real” en la que basarse. Por eso, las criptomonedas solo valen lo que la gente esté dispuesta a pagar por ellas. Si muchas personas quieren tener una criptomoneda, subirá de valor. Pero cuando no le interesa a nadie, pasa a valer automáticamente 0€.

Veamos un ejemplo para entender mejor porqué hablamos de especulación:

Juan compra un Bitcoin con la esperanza de que en el futuro se lo podrá vender a otra persona a mayor precio. A Juan le da igual si Bitcoin tiene éxito como moneda digital o no, solo quiere encontrar a otra persona «más tonta» que le pague más de lo que pagó él. Mientras la burbuja sigue creciendo, habrá alguien dispuesto a comprar su Bitcoin a un precio todavía más alto. Y estas personas a su vez querrán encontrar a otros compradores que todavía paguen más.

Y así sigue este mismo ciclo hasta que la burbuja explota y el que tiene los Bitcoin en ese momento ve cómo su inversión se esfuma. ¡Puf! Igual que el juego de la patata caliente.

En el 2018 Bitcoin ya experimentó una burbuja especulativa que acabó explotando. ¿Qué te hace pensar que ahora será diferente? (fuente: www.coinmarketcap.com)

Nuestra opinión sobre invertir en Criptomonedas

Especular así es muy arriesgado y lo desaconsejamos. Si tienes suerte comprando y vendiendo durante la subida puedes ganar bastante dinero. En cambio, si tienes dinero invertido cuando explota la burbuja, perderás mucho. Y el problema es que las burbujas pueden explotar en cualquier momento, y no avisan.

Nosotros creemos en la inversión sostenible a largo plazo y con productos que sí están respaldados por un crecimiento económico real. Por ese motivo, no recomendamos invertir en criptomonedas. Son una inversión especulativa a corto plazo demasiado arriesgada.

Si después de leer esto sigues queriendo invertir en criptomonedas, te recomendamos que seas prudente e inviertas una cantidad muy pequeña de tu cartera de inversión, alrededor de un 5-10%, pero no más. Y además que estés dispuesto a perder ese dinero.

Lo puedes ver como una apuesta en el casino: si te sale bien ¡fiesta! pero si te sale mal, quizás no vuelvas a ver el dinero 🙁

¿Entiendes mejor ahora qué son las criptomonedas? ¿Te has planteado invertir en ellas? Cuéntanos tu experiencia en los comentarios y pregúntanos cualquier duda que tengas. El Diccionario Financiero no para de crecer. ¡No te pierdas la siguiente entrada! ¡Hasta pronto!

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *