Invertir en fondos indexados, la guía para princpiantes
Invierte

Invertir en fondos indexados: la guía para iniciarte en bolsa

Los fondos indexados son nuestro producto preferido para invertir dinero en bolsa 😀 ala, ya está dicho. Sencillos, accesibles, comisiones bajas y buena rentabilidad. Son la combinación perfecta y queremos que los conozcas a fondo.

Hace unos meses publicamos nuestra guía general sobre fondos de inversión y esta vez te traemos la guía específica de los fondos indexados. En este artículo veremos sus características, cómo funcionan, por qué nos gustan y te harás las preguntas necesarias para averiguar si es un producto adecuado para ti.

¡Vamos a ello!

Invertir en fondos indexados y ganar dinero a largo plazo

Qué son los fondos de inversión

Si acabas de llegar a este blog y no sabes qué es un fondo de inversión, te recomendamos leer nuestro artículo “¿Qué es un fondo de inversión? ¿Es un producto para ti?”. En él te explicamos todos los tipos de fondos que existen y sus características, para que tengas una idea general de este producto.

Aún y así, para introducir el tema hoy te lo explicamos muy brevemente: un fondo de inversión es un producto de inversión colectiva, en el que varios inversores se unen para invertir juntos. En la mayoría de los casos, el fondo lo crea una empresa privada, por ejemplo, un banco o una gestora, y ofrece a sus clientes invertir en él.

Con el capital disponible en el fondo, los gestores invierten en diferentes productos dependiendo de en qué se especialice el fondo: acciones, renta fija, etc.

En este artículo conocerás en profundidad un tipo de fondo de inversión que, por ahora, es nuestro producto de inversión preferido: los fondos indexados.

Qué son los fondos indexados

Los fondos indexados son un tipo de fondos de inversión que copian el comportamiento general del mercado en vez de intentar hacerlo mejor. Y eso lo hacen replicando alguno de los índices bursátiles que existen.

Estos índices siguen la evolución media de los mercados. Existen muchos índices distintos, y cada uno muestra la media de un mercado o un sector en especial. Por ejemplo, el índice IBEX35 muestra la media de la economía española, mientras que el índice NASDAQ100 se centra en las empresas tecnológicas de Estados Unidos.

Como los fondos indexados copian estos índices, automáticamente siguen la media del mercado o sector de su índice de referencia. Por ejemplo, un fondo indexado que sigue al índice S&P500, seguirá la media de la economía de Estados Unidos.

¿Cómo funcionan?

Para copiar a un índice, un fondo indexado compra acciones de las mismas empresas que componen el índice. Y no solo eso, la proporción de cada empresa en la cartera del fondo es también la misma que en el índice.

Así, si las acciones de Amazon representan el 2.5% del índice MSCI World, un fondo indexado que siga este índice tendrá el 2.5% de su cartera en acciones de Amazon. Y lo mismo pasará con el resto de las empresas incluidas en el MSCI World Index.

Gracias a esta técnica de imitación del índice, un fondo indexado siempre se comporta igual que su índice de referencia, es decir, tiene exactamente los mismos resultados que el mercado.

Como los fondos indexados no escogen qué acciones comprar o vender también se les llama fondos de gestión pasiva. Solo se limitan a mirar lo que hay en el índice y copiarlo, nada más.

Guīa fondos indexados, que no se escape el índice
Todos los fondos siguiendo al índice ¡que no se escape! 🙂

Principales características de los fondos indexados

Antes de invertir en un producto, es muy importante conocer sus características y entenderlas bien. Vamos a verlas.

Bajas comisiones

Dentro de los fondos de inversión, los fondos indexados tienen las comisiones más bajas. Mucho más bajas que los fondos de gestión activa. En general, los fondos indexados tienen unas comisiones anuales de alrededor del 0.15% o menos, contando comisiones de mantenimiento, compra y venta.

Te preguntarás, ¿Y cómo consiguen comisiones tan bajas?

Los fondos indexados no dedican tiempo ni esfuerzo a escoger qué acciones comprar y vender, es el índice quien “manda”. Por eso requieren de menos personas trabajando en ellos, lo cual se traduce en menos gastos para ti.

Diversificación

Con los fondos indexados diversificas mucho tus inversiones. Como cualquier otro fondo, los indexados reúnen el dinero de muchas personas e invierten en decenas o cientos de empresas distintas a la vez.

Por lo tanto, cuando pones dinero en un fondo indexado, en realidad estás invirtiendo en todas esas empresas a la vez, ya que cada participación incluye un porcentaje de acciones de todas esas empresas. Eso te protege de caídas de una empresa en concreto, ya que la inversión está muy repartida.

Para entenderlo mejor, imagina que inviertes en el Index Fund Rock&Roll, el cual tiene acciones de 100 empresas (este fondo no existe, no lo busques 😉). Al invertir en este fondo estás invirtiendo en esas 100 empresas, así que, aunque una de ellas quiebre y pase a valer 0€, solo representa el 1% de tu inversión. Para perderlo todo, las 100 empresas deberían quebrar, y eso es muy difícil que pase.

Capacidad para especializarse

Aunque sigan índices ya definidos, con los fondos indexados puedes escoger en qué sectores y zonas geográficas quieres invertir.

Todo depende del índice de referencia del fondo.

Hay índices que representan el conjunto de la economía mundial, como el MSCI World Index, mientras que otros se centran en una zona o economía en concreto. Por ejemplo, el Dow Jones sigue la economía de Estados Unidos, mientras que el Eurostoxx50 lo hace con la europea.

También hay índices que se focalizan en sectores concretos, como el NASDAQ100 que sigue solo a empresas tecnológicas de Estados Unidos.

En resumen, dependiendo de en qué quieras invertir, simplemente tendrás que buscar el índice bursátil especialista en esa zona o sector y comprar un fondo indexado que siga a ese índice. Es así de sencillo. Nada de buscar empresas por separado y seleccionarlas, ese trabajo ya lo habrán hecho por ti 😉.

¿Por qué nos gustan?

Este apartado podría ser ventajas y desventajas de los fondos indexados, pero para que engañarnos, a nosotros nos gustan mucho y, aunque lo intentamos, cada día les vemos menos desventajas :D.

La experiencia de invertir en ellos y comparar sus resultados con otras inversiones, es lo que nos ha convencido poco a poco.

  • Primero, son una manera muy sencilla de invertir a largo plazo. Escoges el fondo que te interesa, pones el dinero y te olvidas. En general, también te permiten invertir con una aportación inicial muy pequeña, así que no hace falta que tengas mucho dinero. Pocos productos de inversión te ofrecen tanta recompensa con tan poco esfuerzo.
  • Sus resultados a largo plazo son muy buenos. Los datos históricos nos enseñan que a largo plazo las economías y los mercados crecen. Aunque haya recesiones y crisis, la tendencia general a largo plazo es crecer. Por eso los fondos indexados dan buenos resultados cuando mantienes la inversión por largos periodos de tiempo.
  • Los estudios (y nuestra experiencia 😉 ) demuestran que dan mejores resultados que los fondos de gestión activa o que invertir en acciones individuales. Sí, has leído bien. Simplemente siguiendo la media del mercado se consiguen mejores resultados.
  • No requieren grandes conocimientos de finanzas, ni que le dediques mucho tiempo. Nada de grandes cálculos ni análisis complicados. El fondo sigue al índice bursátil y con ello la media del mercado. Tú no tienes que pensar nada.
  • Y no olvidemos sus bajos costes y lo sencillo que es diversificar con ellos, como ya hemos visto antes.
Guía de fondos indexados: relájate y deja que el fondo trabaje para ti
Deja que los fondos indexados trabajen para ti y relájate

¿Los fondos indexados son para ti?

Después del apartado anterior pensarás “¿pero cómo no van a ser para mí? ¡Si son el Santo Grial de la inversión!” Calma. Es cierto que los fondos indexados tienen muchos puntos a su favor, pero eso no los hace automáticamente adecuados para todo el mundo.

Antes de lanzarte e invertir en fondos indexados como si no hubiera un mañana, te recomendamos plantearte estas preguntas para saber si se adecúan a tu perfil de inversión.

¿Cuánto tiempo vas a dedicarle?

Los fondos indexados necesitan dedicarles poco tiempo, pero algo de tiempo sí que deberás emplear. Sobre todo al principio, cuando los escojas.

Eso sí, una vez sepas cual quieres y aportes el dinero, apenas tendrás que hacer nada más. Simplemente comprobar de vez en cuando cómo va tu inversión, ir aportando dinero si puedes hacerlo y re-balancear tu cartera de inversión una vez al año. ¡Punto a favor para los vagos 😊!

¿Cuánto sabes de finanzas?

Puedes invertir en ellos con conocimientos básicos de finanzas. Nada de analizar empresas o entender conceptos avanzados. Es el propio fondo quien decide qué acciones compra y vende, en este caso según haga el índice de referencia.

¿Cuánto tiempo quieres mantener la inversión?

Un punto muy importante es que los fondos indexados son adecuados para invertir a largo plazo. Si lo que quieres son resultados muy rápidos (aunque signifique mucho riesgo) los fondos indexados no son para ti.

¿Tienes paciencia?

Deberás ser constante y paciente para que la estrategia funcione. La clave es mantenerte firme y no dejarte llevar por el pánico durante las bajadas. Si eres constante, la tendencia general de subida se acabará imponiendo.

¿Toleras el riesgo?

Por último, los fondos indexados son productos con un riesgo medio-alto porque invierten en acciones de empresas, es decir en renta variable. La renta variable tiene riesgo y no garantiza tu dinero, así que si tienes mucha aversión al riesgo los fondos indexados seguramente no sean lo tuyo.

Recuerda que cuánto más a largo plazo sea tu inversión, el riesgo disminuirá, pero aun y así habrá épocas de crisis. Siempre las hay. Si no tienes el estómago para ver esas caídas y mantener la calma es mejor no invertir en ellos.

Muy pocos productos de inversión te van a dar tanto pidiéndote tan poco en términos de esfuerzo y dedicación. Pero recuerda, solo verás grandes resultados si inviertes a largo plazo. 

Cómo invertir en fondos indexados

Invertir en fondos indexados es bastante sencillo. Puedes encontrar muchos bancos y brokers que los ofrecen, tanto online como físicos.

De hecho, es muy probable que el banco donde tienes tu cuenta corriente ofrezca algunos fondos indexados en su catálogo. Pregunta o compruébalo en la web y mira si los que tienen y sus condiciones encajan con lo que estás buscando.

En caso contrario tendrás que hacer una búsqueda más amplia en otros bancos o brokers. Algunos ejemplos de bancos donde puedes contratar fondos indexados son:

Cuando hayas escogido dónde contratarás el/los fondos indexados, los siguientes pasos son:

  • Abrir una cuenta si todavía no la tienes en ese banco/broker.
  • Con la cuenta abierta, escoger el fondo indexado que te guste y aportar la cantidad de dinero que quieras invertir.
  • ¡Ya está hecho! Sigue la evolución de tu inversión sin estrés y deja que el largo plazo y el interés compuesto trabajen para ti 😊
  • Si puedes, es importante ir aportando dinero cada mes o cada varios meses según tus posibilidades. De esta forma, tu inversión crecerá todavía más.

En nuestra opinión, no necesitas complicarte la vida para invertir en fondos indexados. Olvídate de abrir cuentas con brokers afincados en Malta o las Islas Caimán, no te van a ofrecer mejores condiciones que algunos bancos tradicionales. Busca un banco estándar con un buen catálogo de fondos indexados y contrátalo allí. Mantén tus finanzas simples.

Si has llegado hasta aquí, ¡ya sabes todo lo que necesitas para invertir en fondos indexados! ¿Te animas? Y si necesitas inspiración, te invitamos a visitar Nuestra cartera de inversión. Escríbenos en los comentarios si tienes cualquier duda o comentario sobre este artículo. ¡Hasta la próxima!

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *